Universia>Casos de éxito

Hospital Universitario Donostia | IASIST

Una experiencia “Triple Aim” en Traumatología: experiencia del paciente, resultados y eficiencia.

En el año 2011 y a través de la plataforma online de Benchmarking clínico (IAmetrics) el Hospital Donostia detectó que la estancia media del hospital tenía una significativa capacidad de reducción. Se inició la reflexión sobre la necesidad de disminuir la estancia media de los pacientes hospitalizados sin afectar a los resultados.

La aplicación de las medidas de gestión han supuesto una disminución de la estancia media de más de un día por cada episodio de hospitalización, con un incremento en la complejidad media global de los episodios de hospitalización de más de 14 puntos para el global del hospital.

Estos resultados se acompañan con un incremento de la actividad, tanto de hospitalización (1.000 altas) como ambulatorias (600 altas) y con unos resultados de calidad asistencial similares medidos a través de la mortalidad, las complicaciones y las readmisiones. En Traumatología y Ortopedia se ha vivido una transformación que ha mejorado la experiencia del paciente al tiempo que se ha conseguido reducir la estancia.

Mejora de los resultados en el Área de traumatología y ortopedia

El área con mayor recorrido de mejora y con transformaciones más relevantes ha sido el área de traumatología, con cambios estructurales y de organización que han aportado variaciones significativas en los resultados de eficiencia.
En el análisis de detalle de la información se detectó la posibilidad de mejora del proceso de cuidados de los pacientes con fractura de cadera.

Los pacientes con patología traumatológica eran atendidos por un equipo, formado por dos traumatólogos que tenían ciclos semanales. Con este funcionamiento, había semanas en las cuales se operaba de forma aceptable las fracturas quirúrgicas y otras semanas en las que no era así. Esta situación condicionaba el retraso de las intervenciones de urgencia diferida e interfería constantemente en la cirugía programada.

Tras conversaciones con el jefe de servicio de la necesidad de formar un equipo que se ocupara de la cirugía urgente.  
 
Las principales decisiones tomadas fueron:

La puesta en marcha de un equipo multidisciplinar para el enfoque y manejo de los pacientes traumatológicos urgentes, con una valoración integral (médica y social) desde el momento del ingreso. Las acciones fueron las siguientes:

  1. Se buscó a un médico responsable y concienciado con esta patología. Se le nombró jefe de sección y fue el responsable de formar a un equipo de 5 traumatólogos, que a día de hoy siguen funcionando de manera ejemplar.
  2. Se asignó un médico internista de referencia, que trabaja junto al equipo quirúrgico, para la temprana detección de las complicaciones asociadas al proceso quirúrgico, o a la comorbilidad del paciente.
  3. La derivación del paciente candidato a cuidados más prolongados a un centro de media/larga estancia, evitando la iatrogenia asociada a la estancia hospitalaria prolongada para iniciar de forma precoz la rehabilitación y la movilización.
Se asignó un quirófano diario en el área de urgencias, alejado de los quirófanos programados de traumatología y próximo al área de cuidados intensivos, manteniendo los mismos dispositivos. No se aumentó la plantilla ni de traumatólogos ni de enfermería, solo se realizó una nueva organización del trabajo. Tampoco se produjeron cambios en el personal de las unidades. Se optimizó la presencia de los internistas en áreas quirúrgicas y todos los integrantes del circuito que trabajan ahora de manera proactiva.  

Se ha conseguido reducir la estancia media de 8 días en 2010 a 6 días en 2014 manteniendo los resultados de calidad, lo que supone un ahorro de más de 7.300 estancias/año. En el mismo periodo el hospital, en su conjunto, ha reducido la estancia media en un día.

Evolución de la estancia media y de la estancia ajustada por riesgo del servicio de traumatología (año 2010-2014)


Para conseguir el objetivo de no retardar la intervención quirúrgica en momentos de alta incidencia, ha sido necesario prolongar las sesiones quirúrgicas más allá de las 15:00, así como, en aquellas semanas en las que hay días festivos se ha mantenido operativo el quirófano con intervenciones urgentes diferidas.

Con la nueva estructura de trabajo se ha conseguido que la cirugía traumatológica no interfiera en la ortopédica, por lo que el rendimiento de los quirófanos programados ha sido muy superior. Además ha sido el primer paso para introducir, en un servicio de mucho volumen tanto de pacientes como de profesionales, el concepto de superespecialización.

Los pacientes con fractura de cadera son los que más se han beneficiado de esta nueva organización, consiguiendo reducir el tiempo de espera para la intervención lo que, además de reducir la estancia media reduce el riesgo de mortalidad.

Hospital Universitario Donostia

Personas implicadas en el proyecto:

Dr. Jose Manuel Ladrón de Guevara
Gerente y director estratégico del proyecto

Dra. Miren Idoia Gurruchaga Arriola
Directora Médica

Dr. Adolfo Beguiristain Gomez
Subdirector Médico

Dr. Xabier Goicoechea Iraola
Subdirector Quirúrgico

Dra. Luisa Diez Azurmendi
Unidad de Información para la gestión y Líder operativo del proyecto


“El análisis de detalle del proceso y la colaboración de los profesionales nos permitió obtener mejoras objetivables”.
Dr. Ladrón de Guevara
Gerente Hospital Universitario Donostia  


Datos relevantes:

Un ejemplo de mejora de la experiencia del paciente, la calidad y la eficiencia:
El servicio de COT ha reducido la estancia dos días, reduciendo el tiempo de espera de intervención en los casos urgentes manteniendo la calidad sin aumento de recursos.

Una exitosa experiencia que aúna la mejora la experiencia del paciente, los resultados y la eficiencia